Lic.Anselmo Aburto (1952 – 2016)

Colega y Amigo del INCAP

Profesional especialista en Seguridad Alimentaria y Nutricional, quien laboró por 7 años en el Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá –INCAP- contribuyendo a la nutrición de la población de la región de Centro América y República Dominicana con un enfoque filosófico, social y humanístico.

En el INCAP quedarán sus legados

38 opiniones en “Lic.Anselmo Aburto (1952 – 2016)”

  1. Estimados todos,

    Hoy perdimos a unos de los mejores de nuestra fila, lamentablemente nuestro colega y amigo Anselmo Aburto ha pasado a la presencia del Señor.

    Esperamos sus oraciones y que su legado continúe presente en el trabajo del INCAP, él es un héroe de la nutrición centroamericana, dio todo su mejor esfuerzo para hacer realidad la felicidad y la nutrición de la población.

    Anselmo Aburto te décimos presente, que descanse en paz!!!

  2. Hola Todos!
    NO se puede creer semejante noticia! Es algo totalmente inesperado!
    Ciertamente, es una gran pérdida para la región y para el INCAP!
    Todos lo extrañaremos por su dedicación y entrega a la misión INCAPENSE!
    Me uno a los pensamientos de Carolina y nos solidarizamos con su familia!
    Que el Señor lo reciba en sus brazos y le brinde resignación a su familia y a nosotros sus amigos!!

  3. Qué tristeza más grande…. Me sumo a las palabras de Carolina, Manolo y Nicté y elevo mis oraciones para que Dios ya lo haya recibido en su Gloria. Un gran ser humano, que con integridad y amor trabajó por la Nutrición.. Dios lo bendiga Anselmo. Que su ejemplo nos guíe a todos y su partida tan repentina nos recuerde que cada día construimos para la Vida Eterna, más allá de los pequeños propósitos de la vida terrenal.. Un abrazo a todos, con el corazón dolido por esta triste noticia.

  4. Realmente es una gran pérdida para su país, su familia y sus compañeros de trabajo. Para mi significa mucho, pues hicimos los estudios juntos y siempre compartimos nuestras luchas, penas y alegrías, logros profesionales y conocimientos. Siempre se distinguió por su espíritu de servicio y solidaridad.
    Estoy segura que el Señor Jesús lo acogerá en sus brazos. Paz a su alma.

  5. En el libro de Mateo 28:6 dice: “No está aquí, pues ha resucitado, como dijo…”
    Esta Palabra nos da esperanza, ¡la muerte ha sido derrotada porque Jesús volvió a vivir! Apenas unos días antes de su muerte, Él les recordó a sus seguidores: “…porque yo vivo, vosotros también viviréis” (Juan 14:19).
    Aunque lamentamos la pérdida de nuestro querido Anselmo Aburto, la resurrección de Jesús y su promesa de que hay vida después de la muerte nos da esperanza.
    Que su legado de entrega a la misión del INCAP, su alegría por la vida y su fe, sea ejemplo para todos sus amigos y compañeros.
    Oremos para que en estos momentos de dolor, su familia y amigos seas fortalecidos y consolados por nuestro buen Dios.

  6. Me siento profundamente consternada por la partida de Anselmo, fuimos privilegiados al ser acompañados por su alma bondadosa y alegre en el compartir. Mis oraciones con todo cariño para que él se sienta acompañado en su paso a la nueva vida y por sus seres queridos para que se sientan consolados. Las palabras no alcanzan, la tristeza es profunda.

  7. Que Dios en gloria tenga a nuestro compañero y amigo Anselmo!
    Cómo duele la partida de un ser que se aprecia y ha dejado un legado importante en la vida!.
    Anselmo ya está en presencia del Señor y gozando del fruto de su fe y sus obras. Hasta la eternidad le damos las gracias por su trabajo y su contribución a la Nutrición. La familia Incapense está de luto por su partida y agradecido por sus valiosos aportes….¡Descanse en paz!.

  8. Realmente la muerte siempre es inoportuna, decía un poema, y es tan cierta y contundente. Jamás imaginaría leer esta noticia en el correo del INCAP. Anselmo fue siempre un ejemplo de alegría, de entrega y compromiso en el trabajo del INCAP. Es una pérdida lamentable y muy triste. Deseo que su familia tenga toda la fortaleza para asumir esta ausencia, como nosotros también la sentiremos profundamente. Descanse en paz Anselmo, y que desde donde esté siga iluminando con su luz que era muy fuerte.

    Trasladar a su familia mi más sentido pésame.

  9. Tras leer los comentarios de todos, no me queda ninguna duda que Anselmo Aburto cumplió con la trascendencia que todos esperamos tener en esta vida.
    Dichosas las personas que tuvieron la oportunidad de compartir con él.
    Muchas gracias Anselmo, descansa en paz.

  10. Creo que no hay nadie que haya conocido a Anselmo que no esté lamentando su partida y que se haya apagado su luz de vida en la que la humildad, el optimismo y el servicio, siempre fueron algunas de sus características. Siempre recordaremos a aquel adolescente nica, que a los 17 años ingresó a las filas del INCAP, siendo uno de los estudiantes más aventajados de la promoción y que era ejemplo para quienes les seguíamos en las filas de la cuarta promoción de estudiantes de nutrición. Posteriormente supimos de sus experiencias en su País tanto en el Ministerio como en la academia y su paso por muchas organizaciones en las cuales dejó huella. Creo que el Ser Supremo le dio la oportunidad de momentos culminantes de su carrera profesional y su vida, al permitir que estuviera involucrado y se perfilara como un líder en nutrición, dejando su legado en el corazón de la comunidad dominicana. Parafraseando algún poema de alguien, diríamos que su estrella dejó de brillar, pero irradió suficiente luz para muchos que le seguirán con su ejemplo de vida y de profesional íntegro. Mis sentidas condolencias a la familia y a Nicaragua por la partida de un “Nicaragüense Ilustre”.

  11. Sin duda estos son momentos tristes para esta Institución y para quienes conocimos y trabajamos con Anselmo.

    Hace apenas una semana pudimos disfrutar como lo hacíamos cada vez que visitábamos Santo Domingo de las agendas de trabajo extensas, siempre bien planificadas y aprovechando cada oportunidad para ofrecer la cooperación a las instituciones nacionales en diversas áreas de la nutrición. Esta vez Anselmo estaba definiendo la estrategia para hacer posible que la República Dominicana pudiese iniciar la fortificación del arroz como un programa de salud pública y a lo largo de la semana buscó cada oportunidad para dejar una hoja de ruta que permitiría contar con la propuesta de reglamento técnico para la fortificación del cereal base de la población dominicana antes de finales de este año. Sin duda con su inspiración esto se logrará, así como otros proyectos de interés nacional que había iniciado.

    Anselmo reunía muchas virtudes y cualidades que lo hacían verdaderamente especial, siempre dispuesto a colaborar y preparado para dar una mano en el momento preciso; se podía contar con él. No se conformaba con cumplir, él luchaba por la excelencia y dar lo máximo que le era posible. Un INCAPENSE con la mística y el compromiso de aquellos que han permitido hacer grande al INCAP. No cabe duda que le extrañaremos en el quehacer profesional, pero las comunidades por las que siempre trabajó en los proyectos de desarrollo local, sentirán un vacío muy grande con su ausencia, pero una gran fortaleza por su espíritu y enseñanzas.

    Sus contrapartes en Santo Domingo lo respetaban y apreciaban como un líder parte del equipo nacional y mostraron preocupación por su salud, cuando esta se vio afectada por las enfermedades transmitidas por vectores que lo desgastaron físicamente. Fue Susana la Directora de Nutrición del Ministerio de Salud quien al faltar a una reunión en el Ministerio de Salud ayer lunes, fue en su busca al apartamento en el que vivía. Cada uno de los colegas dominicanos y de la oficina de la OPS han seguido de cerca y han acompañado a Anselmo como solo lo hace la familia. Ellos también están recibiendo a su hija Tamara esta noche para los servicios fúnebres en Santo Domingo el día de mañana y su posterior traslado a Nicaragua.

    La muerte no podrá distanciarnos y borrar lo compartido con Anselmo. Siempre estará en un lugar especial de nuestros corazones. Colaboraremos para rendir un homenaje en su memoria.

  12. Me uno a la expresión de dolor por la pérdida de un gran representante del INCAP.
    Dios con su sabiduría infinita sabía que era el tiempo de tomar el alma de nuestro querido Anselmo y llevarla con Él.
    Una oración para que la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento llene la vida de sus familiares, amigos y colaboradores que tuvieron el privilegio de estar en la vida de Anselmo.
    Que Descanse en paz y brille para él eternamente la luz de Dios.
    Descanse en paz Anselmo.

  13. Me acabo de enterar del triste fallecimiento de nuestro común amigo Anselmo.
    Desde la distancia, envío mi más sincero pésame, que hago extensivo para los demás colegas del INCAP, y sus familiares y amigos en toda la región.
    Su ejemplo y carácter permanecerá por siempre en nuestra memoria.
    Fraternalmente,
    Omar Dary, PhD

  14. Lo siento mucho. Anselmo fue un ejemplo de persona, lo poco que lo pudimos tratar, siempre jovial, mi más sentido pésame a su familiares y le pido a DIOS que él les pueda dar el consuelo necesario para esta pérdida, descanse en paz.

  15. Es muy triste enterarnos sobre el fallecimiento del Sr. Anselmo Aburto (r.i.p), Coordinador Técnico del INCAP en República Dominicana. El Sr. Aburto fue un socio clave para la oficina de país del PMA en República Dominicana y fue asesor técnico de la delegación de país de la República Dominicana que asistió al evento de Fortificación del Arroz.
    Hacemos llegar nuestras más sentidas condolencias a su familia. Que su alma descanse en paz.

    Nuestro más sentido pésame,

  16. Recién me he enterado y aun me cuesta aceptar la partida de Anselmo. Un gran amigo y compañero de trabajo. Dedico su vida a promover la seguridad alimentaria nutricional, sin duda uno de los pocos que caminó senderos, llego a comunidades remotas y compartió con los que no tienen. Ejemplo de trabajo comunitario.

  17. Por este medio solicito hacer llegar a familia de Anselmo, que admiré su tenacidad y capacidad y su comprensión al tema de la desnutrición en nuestros pueblos, trabajé con el desde sus inicios en el programa del vaso de leche en Nicaragua los años 70s y luego en otros proyectos mi profundo pesar y condolencias a su familia. Descanse en paz Anselmo.

  18. Nuestras condolencias a la familia del señor Anselmo Aburto, Coordinador Técnico del INCAP en República Dominicana, y a ustedes por tan irreparable pérdida en su equipo de trabajo.
    Que descanse en paz.

  19. Que lamentable noticia.
    En particular, no he conocido (y acaso no conoceré ya) a nadie más convencido que Anselmo, del alcance del poder local para la realización de la seguridad alimentaria, convicción que llevo siempre con respeto, con rigor, con justicia y con pasión de nicaragüense.
    Los estudiantes de la primera generación de la maestría en Seguridad Alimentaria del INCAP, dimos los primeros pasos en terreno ..Siguiendo los de Anselmo tras la confianza en la gente en Jocotan.
    Buen trabajo y buen viaje Anselmo. Hasta siempre.

  20. La Directora, Personal y Consultores del Programa Regional de Seguridad Alimentaria y Nutricional para Centroamérica, Fase II (PRESANCA II) y la Coordinadora a.i., Personal y Consultores del Programa Regional de Sistemas de Información en Seguridad Alimentaria y Nutricional (PRESISAN) expresan su pesar por el fallecimiento de nuestro colega y quien era el Coordinador de la Cooperación Técnica del Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá (INCAP) en República Dominicana:

    Anselmo Aburto
    (Q.D.D.G)

    Nutricionista nicaragüense, quien aportó y trabajó arduamente por las poblaciones más vulnerables de los países del SICA, Anselmo un centroamericano comprometido y muy apreciado por todos en la Región.

    El PRESANCA II-PRESISAN envía sus condolencias a su familia y colegas, y frente al dolor que nos embarga manifestamos nuestra solidaridad y acompañamiento en estos momentos.

    San Salvador, El Salvador, 23 de agosto de 2016

  21. En el tiempo de la partida de Anselmo Aburto, quien fue compañero común en sus esfuerzos por mejorar la vida de poblaciones vulnerables en Centroamérica, expreso mis condolencias a su familia y ex-compañeros en el INCAP.

  22. Distinguida Licda. Carolina Siu y familia en general del INCAP, no tengo palabras, hoy es que he podido sobreponerme un poco del gran impacto por esta gran pérdida, de nuestro hermano, amigo y colega, nuestro mentor, el papa de los pobres sin voces. En fin el gran ser humano que el Señor nos envió.

  23. En este mundo nos desligamos y creo que usted nos mantiene unidos. Muchísimas veces he recordado mi pasado con tango gozo y orgullo de haber sido parte de la familia del INCAP; y en parte se lo debo a usted que me recuerda mis amigos.
    En esta ocasión, como en otras es con tristeza que leo los mensajes, mis oraciones a todos los que han caminado al frente para una vida mejor, pero con todo el amor que siempre tuve por mis compañeros y el agradecimiento eterno a todos los que me acompañaron en este camino de la vida y me dieron parte de sus pensamientos y cariños; hoy por hoy estoy formada en parte por la contribución de muchas personas tan talentosas y genios que abrieron paso a la nutrición in nuestros países.

  24. En nombre del personal de la Representación de la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud en Nicaragua y en el mío propio, presentamos a usted nuestro más sentido pésame por el fallecimiento de nuestro querido colega y amigo, el Lic. Anselmo Aburto Araica, que en paz descanse, haciéndolo extensivo a toda su familia.
    Para todos sus familiares, colegas y amigos, constituye la pérdida irreparable de un ser humano de calidad y un excelente profesional.
    Deseamos para su familia y amigos poder recibir el consuelo para afrontar tan triste momento. Aprovechamos la oportunidad para transmitirle las muestra de nuestra más alta consideración y aprecio.

Deja un comentario