Avances sobre interacciones de la malnutrición y las infecciones

INCAP, septiembre 2019

Contribuciones  del INCAP

El estudio prospectivo sobre la Salud y Crecimiento en niños y niñas de la comunidad de Santa María Cauqué de Santiago Sacatepéquez, desarrollado por el Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá –INCAP- y liderado por el científico costarricense Leonardo Mata, de 1964 a 1972, evidenció que la infección era el principal factor determinante de la desnutrición y mortalidad en niños y niñas menores de 5 años.

Previo al estudio, se tenía conocimiento que en la década de 1940 las enfermedades infecciosas eran muy comunes y devastadoras en la aldea, según el Registro del Ayuntamiento creado desde 1936. Epidemias simultáneas de disentería, enfermedades respiratorias, tos ferina y sarampión asolaron la aldea, matando hasta el 7% del total.

Ante estos datos, la investigación evaluó el crecimiento corporal, prácticas dietéticas, análisis microbiológico y el estado de salud de 458 bebés, a los cuales se les dio seguimiento hasta los 3 a 5 años de edad.

Los resultados revelaron que un 40% de los infantes con bajo peso al nacer, presentaron 7 o más episodios de infección entérica por año de vida, mientras que los infantes con adecuado peso al nacer y con prácticas adecuadas de lactancia materna, presentaban menos episodios de infecciones graves.

El momento del parto, también incidía directamente en la salud de los recién nacidos, pues en la obstetricia tradicional no se incluía afeitarse, desinfectar, analgésicos, episiotomía o fórceps. El contacto de los bebés con heces maternas durante el parto, provocaba infecciones con virus y bacterias patógenas durante los primeros días de vida, que generalmente eran asintomáticas.

Además, se demostró que las deficiencias en prácticas de higiene, saneamiento y acceso a servicios básicos, como el acceso a agua, eran factores que aumentaban la recurrencia de infecciones virales, bacterianas y parasitarias en los niños del estudio.

Fue así que, por primera vez se documentó en la literatura, el tema del desarrollo de la flora bacteriana del lactante y la IgAs en la leche materna (anticuerpos/defensas principales de la leche materna), siendo un factor protector contra las infecciones, ya que al destetar al infante no se sustituía por el biberón y las familias no tenían acceso a fórmulas de leche. En consecuencia, los niños se infectaban más fácilmente y si estaban desnutridos, a menudo tenían una infección persistente.

Los alimentos para el destete, normalmente introducidos entre los tres y cinco meses de edad, eran tortillas, caldos, frijoles y otros alimentos de la dieta para adultos. Eran voluminosos, de baja densidad calórica y una fuente de microbios por su preparación.

En resumen, los niños padecían infecciones durante gran parte de su infancia y preescolar. Tal fuente de infección contribuyó a un aumento temprano de las inmunoglobulinas séricas (defensas).

A la edad de un año, el 95% de los niños había adquirido el nivel de IgAs de un adulto de la aldea, y a la edad de cinco a nueve años el nivel de IgAs, era de 73%.

Muchos de los hallazgos del estudio en Cauqué fueron nuevos, poco entendidos e incluso controversiales para la comunidad científica, ya que era difícil entender que las enfermedades infecciosas fueran el principal determinante de la mala salud, el retraso del crecimiento, la desnutrición y la muerte de los bebés y niños pequeños.

  • La comunidad de Santa María Cauqué también participó en el estudio de fortificación de maíz, durante 1972 a 1975).

Bibliografía

Jiménez, L. M. (1978). The Children of Santa María Cauqué. Universidad de Costa Rica.

Scrimshaw, N. S. (1995). Archive.une.edu. Obtenido de http://archive.unu.edu/unupress/food2/UIN09E/UIN09E0B.HTM

 

Galería de fotos: