cintillo.jpg

Consumo Aparente

 

La metodología de Consumo Aparente constituye una forma rápida y con menos intromisión en los hogares para conocer el consumo de los hogares.   El uso de la compra de alimentos como estimación del consumo puede ser de mayor utilidad en familias con bajos ingresos, donde los desperdicios u otros destinos de los alimentos adquiridos son mínimos

Esta metodología proporciona información válida para poder conocer la situación de consumo de alimentos a nivel de los hogares, sin tener que recurrir a encuestas complejas, como son las dietéticas.  Además, puede ser aplicado por personal no especializado en este tipo de estudios.

El método consiste en evaluar la suficiencia nutricional de la disponibilidad familiar de alimentos en el hogar, a partir de la recopilación de información sobre las cantidades de alimentos básicos usados por el hogar para el periodo de una semana.   Así mismo, la inclusión de las razones de no uso de estos alimentos en el periodo estudiado y el costo local de los mismos, son elementos de importancia para la vigilancia de la seguridad alimentaria. 

Esta metodología constituye una buena opción para estimar en forma gruesa y rápida el consumo promedio familiar de alimentos.   Es un buen complemento de estudios sobre consumo real, porque da información sobre un periodo más amplio y el costo de la alimentación a nivel local.

Como cualquier otro método, éste tiene algunas limitaciones, es posible que haya sobreestimación del consumo de alimentos cuando se usan como base las compras semanales o mensuales, el sesgo radica principalmente en la dificultad de apreciar las cantidades destinadas exclusivamente a la ingesta de los miembros de la familia

El uso de datos externos sobre tamaño de las unidades de compra introduce un sesgo sistemático en las cantidades de alimentos, generalmente asociado a la poca precisión en la identificación del alimento y al uso de diversas medidas de compra, que conducen a sesgos en la determinación del contenido de nutrientes.  Estos sesgos pueden reducirse al contar con información previa de las costumbres de compra y de consumo en las comunidades estudiadas.

Con facilidad se escapa el registro de las cantidades de alimentos compradas antes del período de estudio y usadas en el mismo, o bien se incluyen las compradas en ese período pero destinadas a otros usos o no consumidas en el mismo periodo.  Sin embargo, este tipo de sesgos puede ser reducido con un entrenamiento apropiado a los encuestadores.

Por otra parte, hay que considerar que con este método se ha recopilado solamente información sobre lo usado dentro del hogar, sin embargo considerando que cada vez en los hogares adquieren más alimentos ya preparados, para consumo en el mismo hogar o en el lugar de adquisición, se estima conveniente incluir también este tipo de información en las encuestas de consumo aparente.

                  
Portales

 

icono incap
linea
Comite de Ética del INCAP
linea
portale
linea
png 17
linea
ciipec
linea
mesocaribe foods-04

 

 

Eventos
No events